8519

  • 2/6

1. El Arancel Aduanero Común

Un arancel en sentido genérico es una relación o catalogo de productos o servicios con sus respectivos precios. Como ejemplo tendríamos el arancel que aplican los Notarios en el ejercicio de sus actividades y por el cual tienen establecidos unos determinados precios para algunas de sus actuaciones como testamentos, actas, escrituras, etc.

Cualquier Arancel tiene que cumplir como mínimo tres condiciones: 


  1.- tiene que ser sencillo de interpretar, para cualquiera de las partes que interviene


  2.- tiene que ser preciso, para que cada producto, mercancía o actuación, sólo pueda identificarse y clasificarse (y por lo tanto pagar o tributar) por un único concepto


  3.- tiene que ser objetivo, de tal forma que sus descripciones sean independientes de la condición de los declarantes.

Desde una consideración Aduanera podríamos añadir que el Arancel de Aduanas, es la publicación oficial donde se recogen las descripciones de los productos de tal forma que permitan clasificar todas las mercancías y determinar sus correspondientes tipos impositivos.

El Arancel es un impuesto que se exige pagar a los productos extranjeros (no comunitarios) cuando pretenden que sean consumidos (importados) en la Unión Europea y de esta manera proteger a los productos nacionales - comunitarios de una competencia exterior de bienes más baratos. El Arancel por lo tanto aumenta el precio del producto importado.

El Arancel Aduanero es desde un punto de vista comercial, un pilar básico en la aplicación de la política comercial de un país. La determinación de los tipos impositivos que se aplican a la importación, condicionan de una manera directa que esos productos puedan tener un flujo comercial regular de comercio exterior. Por ejemplo los lomos de atún clasificados en la partida 1604.14.16 tienen establecido un derecho del 24 % de arancel, pero hay un contingente (el 092790) que reduce el derecho del 24 % al 6 %. Si los importadores tuvieran que pagar siempre el 24 % de arancel supondría que no se realizarían importaciones con estos productos por el alto coste que supondría esta carga tributaria, en cambio al poder acogerse al contingente con derecho reducido supone que mientras que esta operativo el contingente, se están produciendo continuas operaciones de importaciones.

También hay que tener en cuenta que el Arancel de Aduanas forma parte de los demoninados "recursos propios de la Unión Europea" y sus ingresos están contemplados en la Ley de Presupuestos del Estado de cada año. En la actualidad de lo recaudado por el concepto de Arancel se ingresa el 75% en las arcas comunitarias y el 25% forma parte del presupuesto del Estado Español.


Colateralmente y utilizando su estructura, el Arancel de Aduanas se convierte en un instrumento básico en la regulación del comercio internacional, no solo por su carácter recaudatorio (como hemos señalado anteriormente), sino, como herramienta de aplicación de la política comercial de una zona económica como la Unión Europea.

Se podría decir que los objetivos de un arancel son proporcionar un nivel de ingresos al estado (función recaudatoria) y proteger a determinados sectores de la industria para impedir que se pueda producir una competencia perjudicial a la industria comunitaria (función protectora). El Arancel es seguramente la herramienta más emprleada en la función protectora de una economía ante la competencia exterior.

Un Arancel Aduanero va a tener por tanto un efecto directo sobre la producción dado que los productos importados se encarecen porlo que la producción nacional - comunitaria es (como mínimo) igual de competitiva que la importada. Además el Arancel incide directamente sobre el consumo de los productos que se importan, puesto que un nivel de Arancel alto lo que provoca es desincentivar el consumo de ese producto, remplazándolo por otro de características similares pero de producción nacional.

En las últimas décadas con los tratados de libre comercio y la globalización de los mercados, los grandes, bloques comerciales han tratado de llegar a acuerdos para mantener una estabilidad en los niveles de protección que ofrece el Arancel de Aduanas. Estos acuerdos refrendados principalmente ante la Organización Mundial de Aduanas han conseguido un aumento en el número de operaciones de Comercio Exterior tanto de exportaciones como de importaciones al poder realizar los comerciantes ofertas temporales estables de compras y ventas.

Una consideración importante que hay que mencionar es que el nivel de protección arancelaria ha ido disminuyendo progresivament en los últimos años.

El calificativo de COMÚN viene determinado porque todos los Estados miembros de la Unión Europea aplican el mismo arancel. Es COMÚN para todos los Estados miembros.

El primer Arancel de Aduanas Común entro en vigor el 1 de julio de 1968 mediante la publicación del Reglamento (CEE) 950/1968 constituyéndose de esta manera la Unión Arancelaria de la Comunidad Económica Europea. La base jurídica aparece recogida en el capitulo Primero del Tratado de Roma, donde se determina la supresión de los derechos de aduanas entre los Estados miembros y el establecimiento de un Arancel Aduanero Común para todos los Estados miembros.

En la actualidad la base jurídica la encontramos en el Artículo 28.1 del nuevo Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea que dice "La Unión comprenderá una unión aduanera, que abarcará la totalidad de los intercambios de mercancías y que implicará la prohibición, entre los Estados miembros, de los derechos de aduana de importación y exportación y de cualesquiera exacciones de efecto equivalente, así como la adopción de un arancel aduanero común en sus relaciones con terceros países.

La Unión Europea es la responsable y por lo tanto le compete el mantenimiento y gestión del Arancel Aduanero Común y además es quien ostenta la titularidad de la representación en las reuniones y comités internacionales y los Estados Miembros no pueden modificarlo unilateralmente.

El Arancel Aduanero Común es un instrumento jurídico básico en la aplicación de los derechos de importación y exacciones de efecto equivalente y recae sobre las mercancías, que son el objetivo, sobre el cual se aplica.

La aplicación de los derechos de importación o de exportación y demás medidas previstas en el marco de los intercambios de mercancías se basan en: el Arancel Aduanero Común (incluida la clasificación arancelaria de las mercancías), el Origen de las mercancías y el Valor en aduana de las mercancías.

En la actualidad el Arancel Aduanero Común esta regulado en los Artículos 20 y 21 del Reglamento (CEE) 2913/1992 del Consejo de 12 de octubre de 1992 (L-302 de 19-10-1992) por el que se aprueba el Código aduanero comunitario.

Según los Artículos 20 y 21 del Reglamento (CEE) 2913/1992, el Arancel Aduanero Común comprende:

  1. La Nomenclatura Combinada.
  2. Cualquier otra nomenclatura que añada subdivisiones a la Nomenclatura Combinada, como son la nomenclatura de las Restituciones a la exportación y la estructura de la codificación establecida en el TARIC (Tarifa Integrada de Aplicación).
  3. Los derechos de aduana y demás gravámenes a la importación creados en el marco de la aplicación de la política agrícola, como son los elementos agrícolas, derechos adicionales sobre el azúcar y la harina.
  4. Las medidas arancelarias bilaterales, como son los acuerdos preferenciales suscritos entre la Comunidad Europea con Méjico, Marruecos, Chile, Argelia, Egipto, Sudáfrica, etc.
  5. Las medidas arancelarias adoptadas unilateralmente por la Comunidad, a favor de determinados países o grupos de países, como son los acuerdos por los que se establece el Sistema de Preferencias Generalizadas (SPG) y mas recientemente los Acuerdos de CARIFORUM y los Acuerdos de Asociación Económica.
  6. Las medidas autónomas de suspensión que prevean la reducción o exención de los derechos de importación, como son las suspensiones arancelarias, los contingentes y los limites preferenciales (actualmente en desuso).
  7. Las demás medidas arancelarias previstas por otras normativas comunitarias, como serian los derechos antidumping, los derechos antisubvenciones, los derechos adicionales y las medidas de régimen comercial.

Señalar que las reducciones arancelarias bilaterales, las reducciones arancelarias adoptadas unilateralmente por la Comunidad y las medidas autónomas de suspensión de derechos, no se aplican automáticamente por la Aduana y han de ser solicitadas expresamente por el declarante (Artículos 20.4 del Reglamento CEE 2913/1992 por el que se establece el Código Aduanero Comunitario).

En el Reglamento (CE) 450/2008 por el que se establece el Código aduanero modernizado, el Arancel Aduanero Común esta regulado en los Artículos 33 y 34.

  • 2/6